La guardiana de Aldán

JIM MEGAL


¿Cómo es la vida de los personajes de cuento después del «vivieron felices y comieron perdices»? ¿Qué pasa en los mundos de fantasía cuando alguien decide continuar una historia que ya estaba cerrada? Aldán, el planeta en el que crecen las musas que nos inspiran y el encargado de proteger los finales felices en los mundos de fantasía tiene serios problemas. Su poder se debilita. El Jardín de las musas se marchita, y Radko está liderando a los villanos en una conquista en la que no piensa dejar supervivientes. La persona que puede ayudarles está en la Tierra, pero no sabe nada de Aldán. Y, para colmo, el príncipe Silai tendrá que hacer de «niñera» de Paula, su malhumorada hija. ¡Como si su vida no fuese ya lo bastante complicada! ¿Tendrá esta historia un final feliz?

¡Lo quiero!Conocer al autorPrimer capítulo

OPINIONES DE LOS LECTORES

¿Has leído este libro? Déjanos tu opinión.